Comité Fronterizo
de Obrer@s

CFO

Por los derechos humanos y laborales de los trabajadores de las maquiladoras

 
   
   
     
Inicio> Trabajadores y Maquiladoras
     
English version
     
     


Los trabajadores y Lear

   
   
     

Salarios bajos "porque la compañía es nueva"

CFOmaquiladoras.org
December 2006

La planta Lear de Piedras Negras comenzó operaciones en enero de 2006. Diez meses después tenía más de 260 empleados. Los trabajadores están por ahora ensamblando los rieles que soportan los asientos de autos (para Mazda, entre otras marcas), y poniéndoles el motor que los mueve. Al parecer la compañía está planeando que en esta planta se haga además la soldadura de todas las partes de los asientos, se pinte la herradura de los mismos, y se haga la costura del cubreasiento.

Para reducir costos, Lear ha diseñado lo que llama "arquitectura flexible de asiento", un sistema para los asientos delanteros que permite compartir los mismos componentes y procesos de manufactura para distintos autos. Eso permite reducir costos.

La otra parte donde Lear siempre quiere reducir costos es en la mano de obra. En Piedras Negras, un trabajador que empezó a trabajar para Lear en julio de 2006 junto con 30 otros trabajadores nuevos vio que para septiembre solamente 10 de los 30 trabajadores habían permanecido trabajando para esa compañía. 

Eso es porque el pago a sus operadores es de más o menos $500 pesos (poco más de $46 dólares) cada semana por 50 horas de trabajo, y eso no incluye el trabajo extra obligatorio. Además, a los trabajadores se les paga solamente el "tiempo real," o sea que no les pagan los descansos. El "tiempo real" es solamente 46.65 horas del pago. Lear dice que los sueldos son bajos porque la compañía es "nueva".

Contrato colectivo y sindicato impuestos por Lear

Al parecer la compañía está planeando tener más de mil empleados para los siguientes meses. Lear está contratando solicitantes a través del sindicato de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) en la ciudad.

Lear convino por adelantado con la CTM un "contrato de protección", lo que significa que los trabajadores se convierten automáticamente en afiliados de dicho sindicato incluso antes de que sean aceptados para trabajar en Lear. Los trabajadores nunca tuvieron oportunidad de escoger sindicato, negociar un contrato, o elegir a su representante sindical. De hecho, la CTM impuso a l os recién contratados una delegada sindical "provisional".  

Lear dice que aumentará los sueldos después de tenga un año en Piedras Negras, pero los trabajadores no tienen confianza en que las condiciones van a cambiar en enero de 2007, cuando la compañía tiene que renegociar el contrato con el líder charro de la CTM. Muchos trabajadores piensan en renunciar en enero si no hay cambios reales.

Ni siquiera se puede tomar agua

Además de los malos salarios, Lear tiene prácticas que violan la Ley Federal del Trabajo. Por ejemplo, a los trabajadores del turno de la tarde les quitaron su descanso de 10 minutos porque los supervisores estaban quejándose de que los trabajadores no regresaban a sus líneas a tiempo.

A otros trabajadores les han reducido su descanso del almuerzo; y lo peor es que los supervisores quieren que los trabajadores regresen a sus operaciones tres minutos antes del fin del descanso, bajo la amenaza de darles un aviso escrito. En total la compañía les ha quitado a los trabajadores 19 minutos de descanso.

Lear tampoco está permitiendo a los trabajadores tener cerca de ellos agua para tomar cuando están en las líneas de producción, y solamente se les permite tomar agua una vez durante su turno de 10 horas. Los trabajadores se quejan de que les da mucha sed. Algunos trabajadores han escondido botellas de agua adentro de su ropa para tomar a escondidas.

El trabajo de los operadores es sumamente pesado. Hay trabajadoras que se quejan mucho de dolores en la espalda y que han pedido que se les cambie de operación, pero el sindicato y la compañía coinciden en que sólo se harán cambios por instrucciones médicas. Pero es sabido que ningún médico del Seguro Social va a hacer nada por escrito.

Los trabajadores dicen que aparte de que los supervisores y gerentes los molestan por cualquier cosita, los guardias de la compañía dan órdenes a los trabajadores como si fueran policías. Y si los trabajadores no les obedecen, reciben un aviso escrito.

Sin duda, como otras "compañías de clase mundial" establecidas en Méxioc, la Corporación Lear tiene los recursos para ofrecer sus trabajadores un sueldo y condiciones justas para trabajar. La compañía ha tenido "un crecimiento de ventas de $160 millones de dólares en el año 1983 a $17,100 millones en ventas anuales en 2005". 

A un año de haber instalado esta nueva planta en Piedras Negras, Lear está siguiendo un patrón de abuso y violación de derechos laborales hacia sus trabajadores.

Ir arriba

 
 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
   
   
     
     
     

www.cfomaquiladoras.org es producido en colaboración con el
Programa de la Frontera México-Estados Unidos
del Comité de Servicio de los Amigos (AFSC)

Comité Fronterizo de Obrer@s (CFO)
Monterrey #1103, Col. Las Fuentes
Piedras Negras, Coahuila
C.P. 26010, México