Por los derechos humanos y laborales de los trabajadores de las maquiladoras
 
Inicio | Mujeres en Juárez | English
   

La iniciativa de ley de reformas
a la legislación laboral y derechos de la mujer

Ponencia de Lic. Gustavo de la Rosa Hickerson

Comité Fronterizo de Obrer@s (CFO)

Ciudad Juárez, Chihuahua
Abril 2003

Respetables organizadores de este evento:

Asistentes que nos honran con su presencia:

El proyecto de reformas a la Ley Federal de trabajo que fue presentado el día 12 de diciembre de 2002 por un grupo de diputados del Congreso del Trabajo, pero pactado entre esta organización y el Secretario de Trabajo y Previsión Social, Lic. Carlos Abascal, IMPLICA UN RETROCESO EN LOS DERECHOS DE LA MUJER, por lo siguiente:

El artículo tercero de la Ley Federal de Trabajo preserva uno de los derechos más preciados para los trabajadores: la prohibición de establecer cualquier tipo de "distinciones entre los trabajadores por motivo de raza, sexo, edad, credo religioso, doctrina política o condición social".

Este derecho que internacionalmente es conocido como principio de no discriminación, es ratificado por el artículo 56 al señalar el concepto general de condiciones de trabajo iguales para trabajos iguales, y repitiendo básicamente la prohibición del artículo tercero, que establece las posibilidades de que la ley (Y UNICAMENTE LA LEY) establezca modalidades al anterior principio.

Nuevamente el artículo 86 reitera el fundamento de igual salario a trabajo igual sin expresar posibilidades de discriminación alguna.

El artículo 133 vuelve a insistir en el mismo concepto de no discriminación al prohibir expresamente a los patrones "Negarse a aceptar trabajadores por razón de edad o sexo".

El artículo 164 nuevamente prescribe que "Las mujeres disfrutan de los mismos derechos y tienen las mismas obligaciones que los hombres".

Sin embargo en la iniciativa de reformas citada anteriormente se establece una excepción al artículo tercero que rompe y contradice el principio previsto en el artículo 56 en el sentido de que cualquier modalidad para la prestación de un trabajo específico tiene que estar establecida en la ley, ya que la modificación de dicho artículo señala tajantemente que no se considerara discriminatorio la selección que se haga de los trabajadores cuando el empleo requiera de capacidades especiales, dejando en términos totalmente abiertos la facultad de definir acerca de la especialidad del trabajo y por lo tanto sujetándolo en última instancia a la voluntad de las partes, que probado está en derecho laboral y tratándose de contratos individuales es la voluntad del patrón.

No se establece quién va a precisar cuáles son "las capacidades especiales" que justifican en un momento dado la selección de un varón en lugar de una mujer, y al quedar redactado de esta manera, en la práctica quien venga a precisar las capacidades especiales requeridas para el trabajo van a resultar ser los patrones, o la costumbre que en una sociedad patriarcal le ha venido bloqueando a la mujer el libre e igualitario acceso a todas las oportunidades y opciones de trabajo.

Si con la actual redacción vemos diariamente en los periódicos que se ofrece trabajo a mujeres que tengan buena presentación, en un país donde los criterios estéticos son fijados por Televisa, y donde la conformación corporal y rasgos étnicos de los primeros habitantes de estas tierras son considerados como mala presentación.

Si vemos que para un hombre o mujer mayores de 40 años se dificulta en la práctica obtener empleo, por que precisamente se les argumenta que no reúnen las capacidades necesarias para el empleo que se ofrece.

Si en un país de chaparros, hay empresas que exigen mínimos de estatura, y se niega sistemáticamente el trabajo a todo aquel que tiene alguna discapacidad; cuando en los términos del artículo tercero todas estas prácticas deberían estar prohibidas, qué sucederá cuando la misma ley bendiga la discriminación en función de "capacidades especiales".

Les aseguro que con esta reforma se va fortalecer el sistema patriarcal y machista que quiere devolver a la mujer a la cocina, al lavadero y a la situación de las viejas escopetas de casa "siempre cargadas y en un rincón".

Lo anterior se complementa con la propuesta de reforma al artículo 154, cuando establece que los empleadores podrán escoger a aquellos trabajadores con mayor escolaridad, con mayor capacidad y con mayores habilidades.

Esto en un país en donde todavía los grados de escolaridad y oportunidades de capacitación siguen beneficiando a los varones sobre las mujeres, a los jóvenes sobre los viejos, a los mestizos sobre los indios.

Un país donde apenas estamos saliendo de la vieja tradición de que las oportunidades de estudio deberían brindársele a los hombres, ya que a fin de cuentas el futuro de la mujer era el "bien-casarse".

En conclusion, ambas propuestas de reformas: la reforma del artículo tercero y la reforma al artículo 154, perjudican más que benefician a las mujeres.

Además, si revisamos el capítulo de la Ley Federal de Trabajo referido al trabajo de mujeres, comprendido entre los artículos 164 y 172 inclusive, vemos que no se incluye ninguna adición a los derechos existentes.

Las prohibiciones expresas en el artículo 133 a despedir mujeres embarazadas, es simple y vana demagogia, porque con la ley actual no existe un sólo patrón tan estúpido que se atreviera a notificar por escrito a una mujer que la despiden por estar embarazada.

Finalmente y para concluir habremos de señalar que estas propuestas de reforma contradicen expresamente lo dispuesto por la Organización Internacional de Trabajo, que considera como estándares mínimos en todo el mundo la prohibición de trabajo a menores, el derecho a la libre sindicalización, la prohibición de trabajos forzados Y LA PROHIBICIÓN DE CUALQUIER TIPO DE DISCRIMINACIÓN EN EL TRABAJO.

Así mismo la propuesta de reforma resulta violatoria de lo dispuesto en el artículo 123 constitucional, párrafo inicial, fracción V y fracción XXVII inciso H.

EN CONCLUSIÓN, DEBEN DESHECHARSE LAS PROPUESTAS DE REFORMA ESPECIFICAS A LOS ARTÍCULOS Y 154 DE LA INICIATIVA QUE SE COMENTA.

Y SABEN QUE ..... MUJERES ¡NO SE DEJEN!

Ir arriba