Por los derechos humanos y laborales de los trabajadores de las maquiladoras
 
Inicio | CFO en los medios | Mujeres en Juárez | English
   

P.O.V. Interactive
Agosto 2002

Vivir con miedo
Una trabajadora de maquiladoras habla cándidamente acerca de cómo es trabajar hoy en día en Ciudad Juárez

Mi nombre es Martha y tengo 34 de edad. Comencé a trabajar en las maquiladoras de Ciudad Juárez cuando tenía 16 años. El turno en la maquila donde trabajo ahora es desde las doce de la noche hasta las seis de la mañana. Debido a mi horario de trabajo - y porque soy viuda - tengo que dejar a mis tres hijos solos todas la noches. Cuando salgo de la casa siento mucho miedo de que me pueda pasar algo a mí a uno de mis hijos, por las cosas que le han estado pasando a las mujeres en Juárez. De solo saber que hay gente en la calle asesinando mujeres me pone muy nerviosa y soy cautelosa con las personas que me encuentro camino a mi trabajo.

Para no sentir tanto miedo, me junto con otras mujeres que trabajan en mi mismo turno y que viven en mi colonia. Así nos vamos juntas y nos protegemos mutuamente. Todas mis compañeras en las maquiladoras tienen este mismo miedo. Cuando podemos hablar acerca de las trabajadoras asesinadas, las mujeres en Juárez, hablamos de lo injusto de la situación y nos preguntamos que pasa allí con la policía; preguntamos por qué no hay más presencia policial - especialmente de noche.

A lo mejor por el hecho de que somos mujeres no le importamos al gobierno o a las maquiladoras donde trabajamos. Hemos tenido que aprender a vivir con este miedo calladamente porque necesitamos trabajar.

Las maquiladoras dicen que están tomando medidas preventivas para protegernos, nos han dado pitos y charlas en defensa personal. Pero no necesitamos pitos, lo que necesitamos es mejores salarios, puestos de vigilancia, transportación para y del trabajo y servicios públicos como postes de luz en las colonias.

Con la voluntad de Dios, esta pesadilla terminará pronto y los responsables de tantos crímenes serán castigados para que las mujeres de Juárez puedan vivir y trabajar en paz.

Ir arriba