Comité Fronterizo
de Obrer@s

CFO

Por los derechos humanos y laborales de los trabajadores de las maquiladoras

 
   
   
 
 
 

Boletín electrónico mensual
CFOMaquiladoras Lo nuevo

Escriba su correo electrónico

 
 
 
 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Libre comercio y el trabajador

Trabajadores mexicanos dicen que el TLCAN fue un engaño

Marzo 2009

“El TLCAN fue un engaño. No cumplió con su promesa de más y mejores trabajos, sino al contrarioAhora todo está más caro: los alimentos, los útiles escolares, el transporte, todo“, asegura Teresa Hernández, trabajadora de Matamoros, Tamaulipas. Teresa ha trabajado la mayor parte de sus casi 50 años de edad en una maquiladora.Ella recuerda lo que en el año 1993 funcionarios de gobierno y cámaras de comercio tanto en México como en Estados Unidos prometían animadamente para que se aprobara el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN): más comercio, más trabajos, y menos inmigrantes indocumentados yendo a los Estados Unidos.

La opinión de Teresa está incluida en una Carta Abierta al presidente de México Felipe Calderón que enviaron un grupo de trabajadores de las maquiladoras en ocasión del 15 aniversario del TLCAN el primero de enero del 2009. Escribir y enviar la carta fue el resultado de una discusión sobre el TLCAN que tuvieron cuarenta trabajadores de cinco ciudades fronterizas en una reunión del Comité Fronterizo de Obrer@s en Nuevo Laredo en noviembre del 2008.

Los trabajadores abordaron la actual crisis económica global, en particular en sus impactos sobre las armadoras estadounidenses y sus manufactureras de autopartes establecidas en México. Los trabajadores en la audiencia están muy familiarizados en el cómo la globalización de la economía se comporta esencialmente en los hechos, ya que dichos trabajadores fabrican las autopartes muchos meses antes de que se circulen los vehículos que las incluyen. Ellos saben lo que viene antes de que los medios de comunicación financieros reciban los reportes de la actividad manufacturera. La industria maquiladora es mucho muy dependiente de ambos sectores industriales, mismos que han sido severamente afectados por la actual recesión.

La segunda parte de la discusión sobre el TLCAN en Nuevo Laredo fue que cada trabajador(a) tomara diez minutos para llenar un sencillo cuestionario para explorar los puntos de vista de los trabajadores sobre los impactos del TLCAN en sus vidas. Esta no era la primera vez que el CFO considera la pregunta sobre los impactos humanos del TLCAN. En octubre de 1999, el CFO y el Comité de Servicio de los Amigos (AFSC por sus siglas en inglés) dieron a conocer el reporte Seis años del TLC: Una perspectiva desde dentro de las maquiladoras . La versión en inglés de este reporte fue incluida en el libro Women and Globalization  publicado en el 2004.

Luego de llenar el cuestionario, los trabajadores compartieron algunas de sus respuestas, a lo que siguió unas reflexiones y recomendaciones para la acción. Éstas incluyeron hacer un comunicado de prensa y la carta abierta al presidente Calderón. En el cuestionario se pedía a cada trabajador que dijera en dónde vivía en 1993, antes de que el TLCAN comenzara a implementarse. Sus respuestas confirmaron cifras que indicant que la mayoría de las ciudades fronterizas han visto en las últimas décadas un influjo de inmigrantes del centro y surest de México. Aunque el tamaño de la encuesta fue muy pequeño en términos del número de personas, lo que se encontró es congruente con lo que los residentes de esas ciudades ven todos los días en sus colonias.

En general, la muestra mostró que en los últimos quince años, más de la mitad de la fuerza laboral fronteriza cambió su residencia del interior del país al norte para tener un trabajo en las maquiladoras. Obviamente el TLCAN fracasó en crear empleos en sus comunidades de origen. 

La encuesta también encontró que solamente una tercera parte de quienes respondieron pensaba que su situación económica en la actualidad era mejor que hace quince años.

Los resultados de la encuesta fueron publicados en los periódicos locales de Piedras Negras, Coahuila, donde el CFO tiene su oficina principal.

En su carta al presidente Calderón, los trabajadores dicen:

“’En 1993, a pesar de tener un solo sueldo y con los hijos en la escuela, yo podía comprar más cosas. Antes alcanzaba para que tus hijos estudiaran y para dar una mejor alimentación. Ahora no alcanza para nada’, dice otro trabajador de Ciudad Acuña”; y “’Tengo que lavar ropa ajena para que medio me alcance’, dice una trabajadora. Otros trabajadores venden lonches en la fábrica, o tacos o cosméticos en los fines de semana. Muchos otros cruzan cada semana a las ciudades fronterizas de Estados Unidos a vender su plasma”.

“Los salarios han perdido la mitad de su valor de hace 30 años. Los trabajadores ganan la mitad de lo que ganaban nuestros padres. Está comprobado que se necesitan más de dos salarios para completar los gastos mínimos de un hogar. Por eso hoy la mayoría de trabajadores de maquiladoras tiene dos trabajos, o tiene a toda la familia trabajando. Los salarios no van con la inflación.

Aunque el TLCAN empeoró los salarios y las condiciones de vida de los trabajadores de las maquiladoras, empujando una carrera hacia al fondo en todo el sector de la manufactura en México, el acuerdo fue incluso más devastador para los pequeños agricultores mexicanos. El fracaso combinado del TLCAN tanto en las áreas rurales como urbanas forzó la emigración a Estados Unidos de cientos de miles de mexicanos provenientes de todos los sectores económicos.

Se estima que de uno a dos millones de pequeños agricultores en México fueron desplazados de sus tierras como resultado del TLCAN. Para empeorar las cosas, miles de los aproximadamente medio millón de empleos en la manufactura creados en México desde 1994 están ahora desapareciendo rápidamente, principalmente como consecuencia de la recesión en Estados Unidos. Incluso antes de ella, la pobre creación de empleos que se atribuye al TLCAN no pudo ir al parejo de los 1,200,000 jóvenes que entran al mercado laboral cada año. 

Antes de pedir al presidente Calderón la renegociación del TLCAN para que en realidad se beneficie a la gente trabajadora en Mexico, los trabajadores de las maquiladoras dijeron:

“No se puede hablar de éxito del TLCAN cuando dicho éxito solamente existe en las gráficas del aumento del comercio entre Estados Unidos y México. Contrario a lo que su gobierno ha dicho, el libre comercio no genera beneficios para todos. El crecimiento del comercio internacional de México no se ha reflejado en la economía de quienes con nuestro trabajo hacemos posible esa actividad comercial”.

Más sobre el CFO y el TLCAN

 

Ir arriba

 

 
       
   
   

 

 

 

www.cfomaquiladoras.org es producido en colaboración con el
Programa de la Frontera México-Estados Unidos
del Comité de Servicio de los Amigos (AFSC)

Comité Fronterizo de Obrer@s (CFO)
Monterrey #1103, Col. Las Fuentes
Piedras Negras, Coahuila
C.P. 26010, México