Comité Fronterizo
de Obrer@s

CFO

Por los derechos humanos y laborales de los trabajadores de las maquiladoras

 
   
   
   
Inicio> Libre comercio y trabajador
English Version
   
   

Ya pasó el tiempo, y no tenemos beneficio

Francisca Acuña Hernández (Francis) representó al Comité Fronterizo de Obrer@s y a las trabajadoras de Delphi en los eventos organizados en Miami, Florida alrededor de la reunión de ministros de América Latina que discuten la negociación de un Acuerdo de Libre Comercio de las Américas (ALCA). Dicha ministerial se llevó a cabo del 18 al 22 de noviembre de 2003.

Francis ha trabajado en las maquiladoras desde que llegó a Reynosa hace 14 años. Ella vive en la vecina ciudad de Río Bravo, Tamaulipas, está casada y tiene dos hijas de nueve y trece años. Francis ha trabajado para TRW, Llenomex y Duro Bag Manufacturing; y durante cuatro años fue operadora en Delphi Delco Electronics. Ella es una de las 14 despedidas que demandaron con éxito a Delphi. Trabajaba en el tercer turno, de viernes a domingo de 4:30 p.m. a 7:00 a.m., y fue despedida cuando se negó a cambiarse de turno. Francis estaba en el departamento de soldadura haciendo sistemas de frenos ABS. Sobre esa victoria en Reynosa, y antes de salir para Miami, Francis dijo: “Nosotras estamos en esta lucha porque tenemos que demandar respeto a nuestros derechos como mujeres y como trabajadoras. Tenemos que impedir que las corporaciones transnacionales abusen de nosotros. Hay trabajadores que piensan que nunca le vamos a ganar a las corporaciones. Nosotros hemos demostrado que sí es posible si nos unimos”. A continuación seguimos escuchando hablar a Francis.

Se supone que el TLC era beneficio para todos

En Miami se nos preguntaba por qué estábamos protestando contra el ALCA. Yo dije que supuestamente íbamos a tener muchos beneficios con el TLC, pero ya pasó tiempo, y al contrario, estamos quedando más pobres que antes. Nosotros los trabajadores teníamos buenos sueldos que ahora nos están bajando; los trabajos ya no son como antes. Antes trabajabas un mes y te daban la planta. Ahora los contratos nos los hacen de mes por mes; ya no tienes antiguedad, ya no tienes seguro social. Las prestaciones se están acabando. Se supone que el TLC era beneficio para todos. Ahora con el ALCA nos van a fregar más. Las empresas ya están emigrando, nos estamos quedando sin empresas, ni americanas ni mexicanas; se están yendo los empleos, y tampoco hay trabajo en el campo. No se pensó en el trabajador, sino en los beneficios de los empresarios. Porque nosotros no hemos tenido beneficios, ni de trabajo ni de sueldo, ni nada.

Como zopilotes arriba de nosotros

Yo estaba impresionada con tanta policía en Miami. Parecía como si de Reynosa me hubieran enviado a la guerra. Sentía que se me caían encima los helicópteros. Aquí cuando un animal se muere, los zopilotes comienzan a volar arriba; así se me figuró Miami. Afuera del teatro estaba una patrulla y policías en bicicletas por todos lados. El miércoles fue peor. Todo el centro fue cerrado. Los dueños de las tiendas quejándose. En la marcha caminamos con policías alrededor, y el helicóptero atrás de nosotros. Yo me decía, por qué, si no hemos hecho nada malo. Me sentí una mosca, una cosa fea. No tomé fotos porque una compañeras me dijeron que no llevara mi cámara a la marcha, y del miedo no lo hice. Después supe que hubo un enfrentamiento, porque lo vimos por la televisión.

En Despierta América

Junto con Linda Chavez-Thompson y un trabajador inmigrante de Illinois, fui hasta los estudios de la cadena Univisión, al programa Despierta América. Nos transmitieron en vivo y algunas de mis compañeras en Reynosa me vieron en la televisión. Creo que ahí fue donde me preguntaron que yo qué les diría a los empresarios de las maquiladoras.

Yo contesté que los invito a que vengan y se sientan a trabajar conmigo una semana, y que coman del sueldo que nos están pagando, a ver si a ellos les alcanza. Que sientan el sufrimiento que pasamos nosotros con lo que nos pagan. Que vengan a respirar los químicos en la línea.

“Usted en México no estuviera trabajando”

En el foro de trabajadores hablamos varios de Estados Unidos y de otros países; un brasileño, una peruana, y otros. Yo hablé unos cinco minutos. Hubo dos cosas que me dejaron sorprendida. Una fue que los trabajadores en Estados Unidos tienen un sindicato que los apoya. Yo los felicito por eso. Los escuché hablar de su sindicato, creo que sí sabe trabajar con su gente. Yo les dije que en México el sindicato es corrupto, que no respeta a su gente.

Lo que más me impresionó fue ver a señores y señoras grandes que trabajan en fábricas en Estados Unidos. Allá en México no. Puras muchachitas hasta los treinta años. La gente mayor está buscando de barrendero. Y están ateninos a lo que les dan los hijos. Yo les decía en Miami: ustedes están grandes y tienen trabajo. Y a un compañero le dije: usted en México no estuviera trabajando, porque usted es mayor. Anduviera en la calle pidiendo limosna o atenido a otros. La maquiladora no te quiere si eres mayor de cuarenta años. Y hace todo lo que sea para deshacerse de tí. Y te sacan.

Estamos educándonos sobre la Ley Federal del Trabajo

Después de Delphi me metí a trabajar a Duro un mes. Yo misma me salí porque para mí esa era una esclavitud. Ahí tienen agachadas a las trabajadoras. No las dejan hablar, ni reir, ni voltear a verse. A mí me gritó una jefa de grupo porque estaba preguntando algo a una compañera. Estábamos trabajando y platicando. La jefa de grupo dijo: dejen de estar platicando. Las otras muchachas se agacharon, pero yo protesté. Le dije: por qué me gritas; y respondió: “pues es que nadie se había quejado”. Pero yo sí sé mis derechos. Yo no soy esclava de nadie.

Yo decía en Miami que en el CFO estamos educándonos sobre la Ley Federal del Trabajo; sobre los derechos de la mujer y del trabajador. El CFO nos asesora para que no suframos las humillaciones en las empresas. Porque somos unos esclavos, nos pisotean; y cuando ya no nos ocupan, nos dan con la punta del pié. Lo más importante es que todos los trabajadores tenemos derechos. Yo ya me considero del CFO, porque los del Comité me educaron en mis derechos, que yo no sabía cuáles eran.

Ir arriba

   
   
   
   

www.cfomaquiladoras.org es producido en colaboración con el
Programa de la Frontera México-Estados Unidos
del Comité de Servicio de los Amigos (AFSC)

Comité Fronterizo de Obrer@s (CFO)
Monterrey #1103, Col. Las Fuentes
Piedras Negras, Coahuila
C.P. 26010, México